Los Secretos De Las Dietas Para Ganar Masa Muscular

Tener un cuerpo saludable y esbelto es un deseo de la mayoría de las personas. Sin embargo, adquirir un mayor volumen muscular sin aumentar de peso indiscriminadamente parece una utopía. Aquí te presentamos los secretos que debes conocer acerca de las dietas para ganar masa muscular. Lee atentamente estas indicaciones y comienza a ver los resultados. Siguiendo esta rutina podrás conseguir el físico que siempre soñaste.

La correcta alimentación de las dietas para ganar masa muscular



Dietas Para Ganar Masa MuscularLa alimentación es un factor primordial a la hora de emprender una transformación gradual en tu cuerpo. Cualquier persona que siga un entrenamiento físico para desarrollar su musculación debe conocer las pautas de una dieta equilibrada y sana que lo ayude a alcanzar sus metas.

En primer lugar, el cuerpo debe reponer la energía que consume el ejercicio físico. Para ellos, la dieta debe contar con una sólida base de alimentos ricos en proteínas, y distribuir las calorías en las comidas, de manera que más de la mitad de calorías consumidas provengan de hidratos de carbono. Algunos ejemplos de alimentos con alto contenido de carbohidratos son las pastas, el pan y el arroz, entre otros.

A su vez, las comidas con mayor índice proteico son las carnes magras, verduras y legumbres. Las dietas para ganar masa muscular son ricas en estos dos grupos de alimentos por una simple razón: son nutrientes que reponen rápidamente las energías que se liberan con el ejercicio, y son también recomendables por su rápida digestión.

¿Cómo ganar masa muscular sin aumentar de peso?

ganar masa muscular sin aumentar de pesoUn error común de las personas que entrenan es creer que por generar un mayor gasto de energías con ejercicios aeróbicos, deben aumentar la cantidad de todos los alimentos que ingieren. Esto es un grave error. Si bien, las dietas para ganar masa muscular exigen tanto a hombres como mujeres un incremento en las calorías, esto no quiere decir que hay que comer mucho más, sino adecuar la alimentación, y evitar los alimentos ricos en grasas saturadas.

No hay que confundirse a la hora de seleccionar los carbohidratos necesarios. Existen dos tipos: los de alto valor glucémico y los de bajo. En el primer grupo, se encuentran el azúcar, las galletitas, panificados, y son claramente los que  debes evitar si tienes tendencia a engordar. En cambio, el grupo de los hidratos hipoglucémicos, tales como la avena, el yogur, arroz,  batatas, son de absorción más rápida y por lo tanto, no te llevarán al aumento de grasa corporal.

Aspectos complemenarios

Hay cuatro factores que se relacionan directamente con las dietas para ganar masa muscular y deben ser tenidos en cuenta:

1. Hidratación

es altamente recomendable el consumo de agua con el objetivo de rehidratar el cuerpo, liberar toxinas y reponer agua. Las bebidas ricas en sales minerales son también efectivas antes, durante y después del ejercicio. En cuanto al consumo de agua, debe realizarse antes y después de cada comida (preferentemente no durante).

2. Ingesta de hasta seis comidas

El desayuno debe ser la comida más importante. Leches y quesos descremados, pan integral y cereales son una excelente base para comenzar el día con energías suficientes. A media mañana, una colación; seguida del almuerzo rico en proteínas y carbohidratos, otra colación, una cena con verduras y frutas para incorporar vitaminas y alguna infusión o colación liviana antes de dormir.

3. El ejercicio

La rutina de actividad física debe incluir un precalentamiento aeróbico que ayude a quemar grasas, y de esta manera evitar el aumento de peso.

4. Comer sano

Evitar alcohol, fritos y sal.

Si tienes en cuenta todos estos consejos, seguramente puedas lograr tus objetivos antes de lo pensado. Recuerda que las dietas para ganar masa muscular deben contar preferentemente con la supervisión de un médico, de manera de asegurarte que tu cuerpo no carezca de ninguno de los nutrientes necesarios y puedas conseguir un cuerpo saludable tal como lo deseas.