La dieta del metabolismo acelerado
La dieta del metabolismo acelerado es la solución para perder peso de forma inteligente y, para algunos, casi mágica. La meta es acelerar tu metabolismo para que tu cuerpo se vuelva más activo y queme más calorías. ¿El secreto? Saber combinar los alimentos. Puede que sigas una dieta balanceada regularmente, pero aprender a combinar para sacarles el máximo provecho es lo que te dará ventaja.
Como explica la reconocida nutricionista Haylie Pomroy, el metabolismo es el proceso mediante el cual tu cuerpo convierte los alimentos en combustible u otros elementos como músculo, grasa, hueso y sangre. “Si tu metabolismo es lento, en vez de quemar, tu cuerpo almacena los alimentos. De esta manera, la comida se acumula en tus muslos y torso en forma de grasa”, afirma la autora de La dieta del metabolismo acelerado.

“Comer alimentos ricos en ciertos nutrientes durante los días y las horas correctas es la mejor manera de aprovechar a tu metabolismo como una máquina rápida y eficiente, tal y como debe ser”, añade Pomroy, quien ha asesorado a celebridades como Jennifer López y Reese Witherspoon.

Beneficios de la dieta del metabolismo acelerado

Lo mejor de esta dieta es que es segura y muy saludable, si se sigue apropiadamente. Muchos asocian esta dieta con medicamentos, pero en realidad el único medicamento aquí son los alimentos naturales, por lo que no solo perderás peso, sino que te sentirás con más energía y más saludable.

En general, quienes siguen la dieta del metabolismo acelerado pierden entre 5 y 8 kilos en un mes. Adicionalmente, evidencian otros beneficios que incluyen la disminución del colesterol, estabilización del nivel de glucosa en la sangre, mejora en la calidad del sueño y reducción del estrés.

La dieta del metabolismo promueve el consumo alimentos que son conocidos como “quema grasa”, de manera que se pierde peso mientras se aumenta la masa muscular, consiguiendo un cuerpo más definido. ¿Quién no quiere verse más “fit”?

Otra ventaja, ¡no se trata de comer poco! Podrás comer y sentirte satisfecha, sin estar contando calorías. Es más, de acuerdo a Pomroy mientras más peso quieras perder, más grandes serán las porciones.

Por otra parte, tal vez la mayor limitante de la dieta del metabolismo acelerado es que es mejor si se cuenta con la asesoría de un nutricionista. Pero no te preocupes, puedes empezar a acelerar tu metabolismo sin afectar tu presupuesto.

Evidentemente el metabolismo de cada persona es diferente y además cambia en el tiempo, por lo que no existe una única dieta que funcione igual para todos y en todo momento. Sin embargo, la famosa nutricionista de Jennifer López ha encontrado una metodología flexible.

La dieta del metabolismo acelerado de Pomroy

Este plan de 3 fases es general y te servirá para acelerar tu metabolismo y crear buenos hábitos alimenticios. Para adaptarlo puedes consultar a tu nutricionista y crear un menú especifico, especialmente si tienes que perder más de 10 kilos.

Los alimentos prohibidos en la dieta del metabolismo acelerado incluyen trigo, maíz, lácteos, soya, azúcar, cafeína (no queda más remedio que empezar a tomar descafeinado), alcohol, frutas deshidratadas o jugos frutales, endulzantes artificiales, “comidas dietéticas” y, por supuesto, comida chatarra.

Fase 1

Durante 2 días se debe comer alimentos altos en índice glicémico, proteínas con moderación y pocas grasas. El objetivo es comunicarle al metabolismo que no está en una situación de estrés y que puede digerir la comida, en vez de almacenarla para emergencias.

Alimentos a consumir: verduras (ilimitadas), 3 comidas con proteína, 2 meriendas de fruta, ½ taza de legumbres, 1 taza de granos. ¡Nada de grasas! Come 5 veces al día (cada 3-4 horas) mientras estés haciendo la dieta del metabolismo.

Fase 2

Por otros 2 días la alimentación cambia para confundir a tu metabolismo y hacerlo trabajar. La dieta se compone de muchas proteínas y vegetales. Aquí el metabolismo moviliza la energía reservada en forma de grasa para quemarla y obtener combustible.

Alimentos a consumir: Solo se pueden comer verduras (ilimitadas, pero excluyendo zanahorias, tomate y calabaza) y una ración proteína en cada comida. Adicionalmente se hacen dos meriendas de proteína. Se puede consumir limón, pero ninguna otra fruta, ni grasas o granos.

Fase 3

La última fase del ciclo dura 3 días y permite comer mayor cantidad de grasas saludables, carbohidratos y proteínas en moderación, y frutas de bajo índice glicémico. Ahora es que el metabolismo empieza a quemar la grasa, tanto la reservada como la que está consumiendo.

Alimentos a consumir: verduras, 1 ración de fruta, 1 porción de proteína, 1 taza de granos, ½ taza de legumbres, 1 taza de granos cocidos y suficientes grasas saludables. Las 3 fases se repiten de forma cíclica hasta cumplir los 28 días del plan de la dieta del metabolismo acelerado de Pomroy.

Alimentos permitidos: raciones por comida.

Verduras

Rúcula, vainitas, frijoles germinados, remolacha, brócoli, calabaza, repollo, zanahoria, celery, pepino, berenjena, ajo, pimientos, cebollín, jícama, kale, lechuga, ajoporro, champiñones, cebollas, guisantes, pimentón, rábano, espinaca, batatas, tomates, calabacín.

Fruta

Manzana, albaricoque, pera, moras, fresas, frambuesa, melón, cerezas, higos, pomelo, guayaba, kiwi, cítricos, mango, naranja, papaya, durazno, piña, fresas, patilla.

Proteína

120g de carne baja en grasa, 150g de pescado o ½ taza de legumbres cocidas como frijoles o garbanzos. Si consumes embutidos como merienda, la porción es de 3 rebanadas delgadas. Adicionalmente, está permitido comer 3 claras de huevo al día.

Legumbres protéicas

Frijoles, garbanzos, lentejas.

Granos

Amaranto, arroz integral, galletas de arroz integral, harina de arroz integral, avena, quinoa, granos germinados, arroz salvaje, harinas de granos.

Grasas saludables

½ aguacate, ¼ de taza de frutos secos sin tostar, ¼ de taza de hummus o guacamole, 2 cucharadas de mantequilla de frutos secos o semillas (de girasol, por ejemplo), 2-4 cucharadas de aderezo de ensalada, leche de coco, aceitunas, semillas (linaza, chía, calabaza, hemp, ajonjolí).

Consejos para optimizar la dieta del metabolismo acelerado

El ejercicio no puede faltar al hacer esta dieta. Una hora de actividad física te ayudará a obtener mejores resultados ya que por sí solo el ejercicio es un acelerador del metabolismo.

Bebe 8 vasos de agua al día. Empieza con uno o dos vasos en ayunas. El agua arrastra, depura e hidrata y además te dará sensación de saciedad.

Come las proteínas que tienen menos grasa como el pollo, conejo, pavo, pescado, huevos o legumbres. En ocasiones especiales puedes comer cordero o cerdo.

Aunque no lo creas, el sueño es parte de una buena dieta. Procura dormir 8 horas diarias y cena unas 2 o 3 horas antes de irte a dormir para que descanses mejor.