Dieta del limón para bajar de peso
Antioxidante, desinfectante, desinflamatorio, diurético. No hay duda de que este fruto, rico en vitaminas y minerales, es muy beneficioso para nuestro cuerpo. Es por eso que la dieta del limón para bajar de peso se ha convertido en una de las más populares, probando ser eficaz no solo para perder esos kilos demás, sino para desintoxicarse y sentirse saludable.

¿Qué lo hace tan poderoso?

El limón es bajo en calorías (29 calorías por 100g) e índice glicémico, mientras que es rico en fibra dietética, ácido cítrico, vitamina C y flavonoides. Estos componentes lo convierten en efectivo antioxidante y quemador de grasa. Existen estudios científicos que lo vinculan incluso con la reducción del riesgo de obesidad, artritis y algunos tipos de cáncer.

Dieta del limón para bajar de peso – diversos métodos

La dieta del limón que se popularizó en los años 40s en Estados Unidos, conocida como el Master Cleanse en inglés, introdujo la “limonada” especial para adelgazar y desintoxicar. La receta es simplemente el zumo de limón, agua, jarabe de maple natural y una pizca de pimienta cayena. Básicamente, este método solo permite tomar esta limonada, agua con sal y un té con efecto laxante por 10 días. No obstante, esta dieta ha sido muy criticada por sus efectos negativos en la salud y por su efecto rebote.

Las nuevas versiones de la dieta del limón para bajar de peso incluyen la “limonada” especial, pero van de la mano con una buena alimentación. La fórmula no es exacta. Puedes seguir la dieta del limón con un menú dado, o puedes crear tu plan de alimentación complementario a la bebida de la “limonada” o “té”, de acuerdo a tus gustos y tu objetivo. Asimismo, la duración es variable.

Una de las modalidades más seguidas es la dieta del limón para adelgazar hasta 7 kilos en 5 días. Tiene una duración corta ya que es altamente desintoxicante y prácticamente elimina los carbohidratos. Por ello no es recomendable seguir una alimentación de este tipo por largos periodos y es imprescindible que se haga bajo la supervisión de un médico.

Otras variaciones de la dieta del limón son más flexibles e incorporan la bebida de zumo de limón como un complemento a la dieta.

Cómo hacer la dieta del limón

Mientras hagas esta dieta lo principal que debes hacer es beber el zumo de limón durante todo el día. Al menos 2 litros u 8 vasos de agua con limón o de la limonada con jarabe de maple y cayena.

Si bebes solo agua con limón puedes añadir un poco de estevia u otro endulzante pero preferiblemente natural para mantener el efecto desintoxicante. También puedes experimentar y variar el sabor, agregando un poco de jengibre, sábila u otro ingrediente saludable. Como ves, la dieta del limón no tiene por qué ser aburrida.

Para cumplir la meta de líquido diario puedes establecer una rutina. Empieza con 2 vasos en la mañana, uno a mitad de mañana, dos antes de almorzar, uno a media tarde y dos antes de cenar.

Al levantarte toma uno o dos vasos de agua tibia con limón y espera 30 minutos para desayunar. En la mañana tendrás unas 8 o 10 horas en promedio sin comer, por lo que esta bebida es ideal para despertar tus órganos con delicadeza. La vitamina C recogerá las toxinas de la sangre y las redireccionará hacia el tracto urinario, comenzando así el proceso de desintoxicación que buscamos.

Como si fuera poco, la limonada tibia te va a energizar, fortalecerá tu sistema inmune, aclarará tu piel y te ayudará si tienes el estómago irritado. El resto del día puedes beber la limonada a una temperatura ambiente o templada.

La alimentación en la dieta del limón

Es importante que al hacer la dieta del limón también comas bien. Para conseguir óptimos resultados la alimentación debe basarse en verduras, especialmente las verdes (espinaca, acelgas, brócoli, calabacín, berro, etc.), y frutas.

En cuanto a carnes, lo mejor es comer pollo y pescados. Sin embargo, si quieres hacer la dieta del limón para desintoxicar puedes convertirte en vegetariana durante los 5 días y obtener mejores resultados. En cualquier caso, no olvides incorporar alimentos que hagan tu dieta balanceada: avena, frutos secos, quinoa, etc.

El menú de los 5 días

Si no quieres pensar mucho en lo que vas a cocinar y tu meta es adelgazar rápido, puedes seguir esta dieta del limón de 5 días tras consultarla con tu médico.

Día 1

Bebe la limonada o agua con limón durante todo el día. Desayuna con una fruta y come muchos vegetales cocidos o en crema en las comidas principales. Si te sientes muy débil, no dudes en llamar a tu médico.

Día 2

Desayuna con una fruta (recuerda esperar media hora después de beber la limonada). Merienda una fruta a media mañana. Almuerza una ensalada verde a la que le puedes agregar tomate y zanahoria y aderezar con un poco de limón y estevia. Para la cena, prepara un arroz integral o, mejor aún, quinoa, con vegetales como brócoli y espinaca. Come una fruta de postre.

Día 3

Después de tu bebida con limón, desayuna con una avena (1/3 de taza) preparada con estevia, canela y agua. A media mañana merienda una fruta. Almuerza pescado a la plancha u horneado con limón (no uses aceite para cocinarlo), y acompaña con vegetales. De cena, prepara una crema de calabaza (licúa puré de calabaza con consomé sin grasa y agrega un poco de sal, nuez moscada, pimienta y comino).

Día 4

Desayuna un huevo pasado por agua y una fruta acompañada de una cucharada de frutos secos. El almuerzo es una ración de pollo acompañado con berenjena asada (con un poco de aceite de oliva y ajo). Para la cena hornea un calabacín con un poco de queso bajo en grasa y arroz integral. Acompaña con puré de zanahoria y una fruta.

Día 5

Desayuna ya sea con avena y fruta, o huevo y fruta. Almuerza una proteína baja en grasa. Para variar, puedes comer ternera o atún con ensalada verde y pepino, más una fruta. Cena un filete de pollo relleno con espinaca, salsa de tomate natural y un poco de ricota (hornea por 20 minutos con papel aluminio por encima y finaliza con unos 5 minutos al broil). Termina la dieta con una fruta.

*Las meriendas o postres son una ración de: naranja, pomelo, mandarina, pera, manzana (media), piña (2 rodajas), fresas (5) o melón (2 rodajas).

Conclusión

Anímate a probar la dieta del limón para bajar de peso. Recuerda que para evitar el efecto rebote debes comer sanamente los siguientes días. Además, siempre es bueno que mantengas el hábito de tomar agua con limón, sobretodo en ayunas, pues te ayudará a mantenerte saludable.